NOTICIAS
¡Su mejor opción de salud en el este!


Cerca del 10% de los niños y adolescentes serán obesos en el 2020

Apoyo y estilos de vida saludables de mamá y papá son fórmula ideal

La Organización Mundial de la Salud ha puesto sus ojos en el aumento de casos de sobrepeso en niños y adolescentes. Se calcula que si el problema continúa, para el año 2020, el 10% de nuestros niños y adolescentes serán obesos.

Aunque se trate de un problema de salud pública, los profesionales aconsejan que el cambio se realice desde casa. Se debe prestar atención, no solo cuando el niño presenta sobrepeso, si no también se percibe un cambio en el desempeño escolar o condición física. “Quienes más conocen al niño son mamá y papá. Ellos son quienes deben estar vigilantes del peso y, si hay obesidad, deben reconocerlo. Luego podrán buscar ayuda médica”, explica el especialista en pediatría, el Dr. Ben Hur Johnson del Torre Médica Momentum.

El pediatra será quien podrá interpretar a los padres exámenes de laboratorio que revelan si el infante pasa por un problema de salud a raíz de un sobrepeso (adjunto información sobre los exámenes relacionados).

Los adolescentes tampoco escapan del sobrepeso ni la obesidad, aunque ellos se preocupan más de su imagen por la etapa que viven. La especialista en nutrición, Mariel Laitano, advierte que los padres deben involucrarse en el buen comer del niño, niña o adolescentes y complementarlo con un plan nutricional. (Encuentre consejos nutricionales adjuntos). Así mismo, la nutricionista Marisa Brenes del Centro de Nutrición Larisa Paez indica que la edad de la adolescencia es difícil de abordar ya que muchos presentan rebeldía ante los consejos de los padres, pero no es imposible.

Todos salen ganando. La ayuda psicológica puede ser clave en el tratamiento de lo que hoy se considera una enfermedad: la obesidad. La psicóloga infantil, Ana Catalina Cárdenas, aconseja a los padres adoptar un estilo de vida saludable desde casa, pues los chicos practican lo que ven y aprenden a su alrededor.

“Como mamá o papá, debo darle prioridad al estilo de vida saludable, y enseñárselo como un cambio positivo, no con ideas negativas como un problema de peso, que generará problemas en las relaciones familiares. Si hay un pequeño con obesidad en casa, y la familia desea ayudarle, deben abrazar todos, un estilo de vida saludable”, conseja Cárdenas. El niño, niña o adolescente con sobrepeso puede tener un efecto negativo en el autoestima. Este es un buen momento para asistir al psicólogo infantil. “Si su obesidad interfiere en su vida social como usar cierta ropa, no se quieren meter a la piscina, o sufren por las críticas de sus compañeros, ¡Alerta! Especialmente en la época de adolescencia que es una etapa crítica para ser aceptados y la imagen es muy importante”, concluye la especialista.

No obstante, en el niño y niña, puede ser más fácil propiciar cambios pues al chico le encanta jugar y es la manera de que un niño hace actividad física. Sobre esto, el Dr. José Pablo Muñoz, ortopedista infantil de Torre Médica Momentum, señala que los más jóvenes de casa deben estar motivados por los padres. “Las lesiones musculares se dan por fatiga o por debilidad. Si un niño no se ejercita, sus músculos van a ser débiles, propensos a lesiones en caderas, rodillas y pies” advierte el Dr. Muñoz. (Adjunto consejos del especialista). Diagnóstico seguro.

En Torre Momentum también encontrar la práctica de exámenes de laboratorio para diagnosticar diferentes enfermedades ligadas al sobrepeso como dislipidemias, diabetes tipo 2, presión alta, síndrome metabólico y enfermedades coronarias, con la ayuda de especialistas en microbiología de laboratorios Labin.


OTRAS NOTAS: